branch shears

Podar correctamente para una buena cosecha

Guía
Compartir artículo

Incluso en el caso de árboles jóvenes entre 6 y 8 años, la poda invernal ayuda el crecimiento y es importante para la forma futura del árbol. Los meses idóneos para la poda invernal son de enero a febrero. En esta época los árboles frutales están en la fase latente. La estructura de la copa del árbol es más fácil de identificar además cuando el árbol no tiene hojas.

Antes de iniciar la poda  es aconsejable echar un vistazo a tu árbol para no cometer errores graves durante la poda. El mejor momento para podar es un día seco de invierno cuando la temperatura no esté a menos de -5 º C. Como es posible que se cometan muchos errores durante la poda, aquí tienes los puntos más importantes a tener en cuenta:

• Primero hay que quitar las ramas más finas que crecen hacia dentro, recto y hacía abajo, además de eliminar las vegetación muerta.
• Cualquier rama que crece recta hacia arriba hay que eliminarla en la bifurcación para que pueda crecer y florecer. Esto ayudará a fortalecer las ramas horizontales que crecen hacia fuera, pues las mejores ramas para fruta crecen aquí.
• Los brotes de frutales que todavía tienen flores, deberíamos cortar un tercio de ellos aproximadamente. Esto te ayudará a prevenir que las ramas crezcan demasiado y se rompan por el peso de la fruta.
• Para que exista una sintonía, cualquier rama fina que crezca hacia arriba o hacia abajo tiene que ser podada.
• Utiliza una herramienta afilada para el trabajo de poda. Los cortarramas y cortasetos GARDENA por ejemplo, te permiten hacer cortes precisos hasta en la copa del árbol. 
• Por supuesto, hay otras cosas que hay que tener en cuenta en la poda invernal, pero no podemos cubrir todo en este artículo. Encontrarás más consejos en  libros de jardinería.

La poda invernal no es sólo para conseguir una buena cosecha - también protege a los frutales de enfermedades como la costra de la manzana. Estas enfermedades se expanden de forma descontrolada por las ramas que no han sido podados. Los problemas con los ataques de hongos y ramas podridas ocurren más en árboles mal podados. Se recomiendan diferentes métodos para el control de plagas en invierno también. Puedes usar por ejemplo un cepillo de alambre para eliminar pedazos de corteza muerta de los troncos, que es donde viven las plagas.

El hecho de que la poda es un gran desafío para los jardineros a veces se hace de forma negligente. Sin embargo, para obtener una mejor cosecha, incluso los jardineros amateur deberían practicar estas técnicas para conseguir los objetivos en su cosecha.