03166-20-L-011

La simplicidad de la naturaleza: Haga su propio fertilizante

Garden Life
Compartir artículo
Si desea abundantes flores de colores o una cosecha de verduras en su jardín, el fertilizante es una necesidad. Pero no elija directamente la opción química - hay algunos remedios caseros que pueden ayudar a proveer a la tierra y las plantas con más nutrientes de los que necesitan, cosas como el fósforo, potasio y nitrógeno. El uso de un fertilizante natural hecho en casa, puede ayudar a sus plantas a florecer y disfrutar de su éxito en el jardín.

Utilizar recortes de cesped

En muchos jardines, los recortes de césped se acumulan hasta un nivel que por sí solo no es un método de tratamiento de compostaje adecuado. Una forma práctica de reciclar este exceso de hierba es de utilizarlos como mantillo en parterres y huertas. De está forma la humedad permanece en el suelo mas tiempo y suministra a las raíces de las plantas con un fertilizante de liberación lenta. Lo que es más, estos recortes mantiene más suelto el suelo de modo que podrá utilizar la azada con menos frecuencia. Según los recortes de hierba se van pudriendo en las camas, hacen de fertilizante natural para sus plantas. Los recortes de césped se pueden utilizar directamente desde la cesta del cortacésped, siempre y cuando no contenga malas hierbas o semillas de la hierba. Para prevenir la putrefacción de la hierba, la capa de mantillo de hierba no debe ser de más de tres dos cinco centímetros de alto cuando este fresca. Incluso es mejor dejar hierba marchitarse un poco antes de usarla. Para lograr los mejores resultados, utilice el rastrillo GARDENA combisystem para Incorporar suavemente la hierba cortada frescas o seca en el suelo inmediatamente después de cortar. Mantenga la capa de mantillo de densa rellenado con material de mulch si es necesario.
EM-Sommer-006-25cm

Producto milagroso: Posos de café

Los posos de café son un milagroso abono para las plantas. Esto es debido a su alto contenido de nitrógeno, fósforo, potasio y minerales que hacen del el un fertilizante natural de alta calidad. Este tipo de fertilización ni siquiera requiere mucho esfuerzo. Simplemente recoger los poso de café, dejarlos secar en un papel de periódico, de está manera se pueden esparcir más fácilmente. Los posos de café se pueden utilizar para fertiliza camas, plantas en macetas, tiestos de plantas y plantas de interior. Con qué frecuencia se debe utilizar café para fertiliza una planta depende del tipo de planta. Las plantas de interior sólo tolerar posos de café una vez cada seis meses. Sin embargo, las plantas al aire libre pueden ser fertilizadas con café hasta cuatro veces al año. La mejor manera de hacer esto es espolvorear ligeramente el café en la tierra que rodea la planta y luego suavemente Incorporara a la tierra. Para las plantas y maceta, el café se pueden mezclar con la tierra de la maceta al plantar. Los sobrantes del café pueden ser diseminados a través del compost. Rosas, geranios, trompetas de ángel, adelfas, hortensias, rododendros y azaleas todas responder particularmente bien a los posos de café como fertilizante. Por último pero no menos importante, este fertilizante ecológico atrae lombrices de tierra, que aflojan la tierra y suministran a la tierra y las plantas con los nutrientes de sus excrementos.

No especialmente fragante pero muy beneficiosa

No es tan fragante, pero sigue siendo bueno para las rosas y las hortalizas que requieren gran cantidad de nutrientes – Es fertilizante de estiércol de caballo. Para preparar este abono, ponga una pala de estiércol en un cubo y llenarlo con agua. Luego guarde la mezcla en algún lugar donde no pueda olerlo durante tres semanas para permitirle desarrollarse. A continuación, puede diluir el estiércol terminado con agua en una proporción de 01:20 y utilizar para fertilizar sus rosas. Pero tenga cuidado: ¡La mezcla desarrolla un fuerte y potente olor! Para aquellos que prefieren tomar atajos: Simplemente eche el estiércol de caballo directamente entre las rosas.

Aparte de fertilizante estiércol de caballo líquido, una mezcla hecha de ortigas también desarrolla un olor penetrante. Sin embargo, este tipo de fertilizante casero alimenta sus plantas de manera natural gracias a su alto contenido de nitrógeno. Para hacer un fertilizante líquido de ortiga, corte un kilogramo de hojas frescas de ortiga en trozos pequeños y colóquelos en un recipiente con aproximadamente diez litros de agua. Para ahorrar agua, el agua de lluvia es ideal para este fertilizante. Puede mezclar una pequeña cantidad también de hojas directamente en la tierra de la planta o colóquelas en la tierra de cuando transplante. Cubra la mezcla y dejar reposar durante alrededor de dos semanas. Su abono natural hecho en casa está listo una vez que el color del líquido se ha oscurecido y se ha detenido la formación de espuma. Diluir alrededor de medio litro de este fertilizante líquido hecho en casa con agua en una regadera de 10 litros y puede regar las plantas con ella una o dos veces a la semana. Este fertilizante natural es beneficioso para las plantas de interior, pero también para todas las camas en el jardín, a excepción de los frijoles, guisantes y cebollas. Es también beneficioso para plantas que son sensibles a los piojos si rocía ligeramente con el fertilizante líquido crea una corteza de silicatos. Esto previene que los piojos perforen las hojas de las hojas y que las sequen. Esta protección sólo dura hasta la próxima vez que llueva y la capa se elimina con el agua.

Water used to cook potatoes is also a natural fertilizer for plants due to the vitamins released into the water during the cooking process. Simply cool the water after cooking and use it to water house plants and garden plants once a week. Mineral water that would be thrown away because it is no longer fresh enough can also be used as a fertiliser. Why not make the most of the water's high mineral content and let it benefit your plants?