Tomato chutney

Chutney de tomate – 2 recetas creativas

Revista
Compartir artículo

Con la mermelada de tomate, tendrá una mermelada especiada que va muy bien con pescado, carne y queso. Aquí encontrará dos sabrosas recetas – una frutal  y una con un rico sabor.

Rica receta de chutney de tomate con jengibre y chalotas

¿Sabía que estos deliciosos ingredientes de platos de carne etc. son originalmente de la India? Esto explica el efecto explosivo que provoca en las papilas gustativas. Puede hacer mermeladas condimentadas con todo tipo de frutas y verduras.

Para esta rica receta de chutney de tomate con toques especiados, necesitará los siguientes ingredientes:

  • 500 g tomates
  • 30 g jengibre
  • 5 chalotas
  • 40 g azúcar moreno
  • 1 media cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de pimiento verde en escabeche
  • 2 clavos
  • 1 cucharadita de cáscara de naranja orgánica rallada
  • 4 cucharaditas de vinagre balsámico
  • 4 cucharaditas de licor de anís

 Así de fácil es: Empezar pelando y troceando los tomates y las chalotas. Es más fácil pelar los tomates si los introduces brevemente en agua caliente. Después, pelar el jengibre y cortarlo fino. Ahora mezcle todos los ingredientes en una cacerola, hervir la mezcla y dejar cocer a fuego lento durante 35 minutos. Nada muy complicado, y ahora? Verter el chutney  en un tarro de cristal esterilizado con tapón de rosca. Dejar enfriar antes de sellar el tarro. Esto permitirá conservar la mermelada con ese toque especial durante al menos cuatro meses.

Chutney de tomate afrutado con dátiles

 El chutney de tomate es un regalo genial para llevar a las barbacoas or fondues con amigos. Alegre el tarro con una cinta y una etiqueta hecha a mano.

Los dátiles aporta el componente frutal al chutney de tomate. Necesitará los siguientes ingredientes para 4 raciones:

  • 900 g tomates
  • 150 g dátiles picados
  • 1 diente de ajo picado
  • Jengibre freco picado (un trozo de 4 cm)
  • 500 g cebollas
  • 260 g azúcar moreno
  • 500 ml de vinagre de malta
  • 1 cucharadita de semillas de mostaza
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de granos de pimienta

Mismo procedimiento que la primera receta: pelar los tomates y las cebollas y cortarlos en cubitos. Luego cortar los dátiles en trozos grandes. Ahora, poner todos los ingredientes en una olla y cocinar a fuego medio. Remover hasta que el chutney empiece a espesar. Después dejarlo cocer a fuego lento durante 45 minutos. Listo. Verter la mezcla en el tarro de cristal adecuado. Dejarlo reposar un tiempo antes de comerlo. Para que todos los sabores se desarrollen completamente se recomienta esperar al menos un mes antes de comer el chutney de tomate.