Spray Lance

10 reglas de oro para el riego

Guía
Compartir artículo
Para evitar que las plantas se inclinen hacia abajo en verano, es necesario regarlas con agua abundante. Pero ¿cuánto? ¿con qué frecuencia? ¿desde arriba o desde abajo? Aquí puede encontrar algunos detalles inteligentes y útiles para regar las plantas.

Regla n.º 1: mantener una humedad uniforme

La mayoría de plantas requieren una humedad uniforme. Sin embargo, dejarlas secar ligeramente antes de regarlas favorece el crecimiento de las raíces.

Regla n.º 2: regar con menos frecuencia pero más profundo

Regla n.º 3: regar tarde por la noche o temprano por la mañana

Si riega el suelo más frío durante la tarde o la noche se evaporará menos agua que si regara el suelo caliente durante el día. Y las plantas podrán abastecerse de agua suficiente antes del calor del día siguiente.

Regla n.º 4: mantener las hojas secas

Las hojas mojadas se convierten en hojas enfermas. Si permanecen húmedas durante la noche, pueden aparecer enfermedades de moho de la hoja. Las hojas que se humedecen bajo el sol desarrollan ligeras marcas de quemaduras (por el efecto lupa de las gotas de agua).

Regla n.º 5: aportar la cantidad de agua correcta

Regla n.º 6: administrar mayores cantidades de agua por partes

El agua necesita un tiempo para penetrar en el suelo. Antes de dejar que la preciosa agua de los parterres se filtre sin usar, es mejor regar varias veces por partes.

Regla n.º 7: regar de forma dirigida pero distribuida

Regar siempre en un único punto hace que la raíz crezca solo por un lado y, en consecuencia, que se produzca una absorción más pobre de los nutrientes del suelo. Por lo tanto, siempre debe regar alrededor de la planta y distribuir el agua por toda la zona de riego.

Regla n.º 8: regar de una forma que ahorre agua

Regla n.º 9: evitar la inundación

La inundación elimina del suelo el aire que respiran las raíces; las células de la raíz se ahogan sin oxígeno.

Regla n.º 10: utilizar suelo de calidad rico en arcilla

El suelo para plantas rico en minerales de arcilla tiene mejores propiedades de expansión y, por lo tanto, retiene el agua mejor y de forma más uniforme. En los veranos húmedos y en invierno, asegure un buen drenaje para evitar inundaciones.