Utilizamos las cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Si continúa navegando por este sitio web, estará aceptando implícitamente el uso de cookies. Obtenga más información leyendo el texto siguiente Cookies

Aspectos destacados de las bayas

Las bayas en un bocadillo o cortadas en láminas en una ensalada, aunque parezca inverosímil, están realmente deliciosas. Este hecho tan desconcertante tiene su explicación. Para los botánicos las bayas tienen un sentido completamente distinto que para nosotros, los jardineros, y por ello destacamos estos maravillosos y versátiles frutos de jardín en este Boletín de noticias especial de GARDENA.

Resulta increíble descubrir que las frambuesas, las zarzamoras y las fresas en realidad no son bayas desde un punto de vista botánico, sino que son frutos agregados. En términos botánicos, sería correcto denominar bayas a los tomates, los pepinos, los melones y los plátanos. Y la baya más grande del mundo es muy pesada: ¡la calabaza!

Por todo ello, podemos decir que las bayas son frutas realmente interesantes. Con todo, este Boletín de noticias especial de GARDENA, cuyo contenido exhaustivo y útil está ratificado por expertos en jardinería, trata de las bayas desde la perspectiva de la jardinería.

Noticias desde el jardín de bayas

¿Qué debe hacer en su jardín de bayas en verano? Los arándanos, las fresas, las grosellas negras y las grosellas espinosas ya se han recogido, las zarzamoras están madurando y los kiwis estarán listos en otoño. En general, ha sido un verano muy productivo a nivel de bayas. Las grosellas negras han flaqueado debido al largo invierno porque su época de floración temprana no ha sido idónea este año para lograr una fertilización adecuada. El clima cambiante ha hecho que las grosellas rojas sean especialmente buenas este año: el calor suficiente ha permitido un buen crecimiento y el agua abundante y permanente ha permitido que la fruta haya crecido con una forma redondeada y rolliza. Las enormes fluctuaciones en el grado de humedad de la tierra, causadas por los periodos de sequía con posteriores lluvias muy abundantes, podrían haber provocado que las grosellas espinosas, por ejemplo, reventasen fácilmente. En resumen, podemos destacar los siguientes aspectos sobre los jardines de bayas:

Grosellas espinosas:

Se ha demostrado una vez más con las grosellas espinosas que la elección de la variedad es muy importante, ya que el oídio del grosellero crece bien con un clima cambiante cálido y húmedo, como el que hemos tenido este año. La variedad de fruta verde «Invicta" en especial ha demostrado que es con mucho la más «invencible" en lo que se refiere a este hongo entrometido. Para las variedades de fruta amarilla se recomienda «Hinnonmäki", y para la fruta roja «Rokula" o «Red Eva". La rokula es buena para personas que no pueden echar un vistazo a su jardín frutal cada día, ya que la fruta puede dejarse en el tallo durante mucho tiempo y no tiene que recogerse en un momento temporal específico. Para los fanáticos de las grosellas espinosas que no quieren complicarse la vida recomendamos la variedad «Pax", la cual no tiene prácticamente ninguna espina y además es fácil de coger. Tampoco tiene muchas púas.

Los diseñadores de jardines han descubierto recientemente el valor ornamental de las grosellas espinosas. Estos árboles frutales pueden plantarse en caminos lineales y dividir zonas del jardín, o bien proporcionar una sincronicidad interesante a nivel visual a los caminos del jardín. Proporcionan una visión realmente espectacular durante el periodo en que la planta frutal está lista para ser recogida. Con respecto a todas las plantas con forma de árbol no debe olvidar acortar las ramas y soltar y compactar las copas para que no se rompan a causa del peso de la fruta. Los soportes para las copas no proporcionan un aspecto visual atractivo en el jardín. Esto también ocurre con las plantas de grosellas espinosas, las cuales se conservan dentro de macetas. No obstante, a veces la belleza tiene un precio: los arbustos de grosellas espinosas son más productivos que las plantas de grosellas espinosas a nivel de cosecha.

Lo que debería hacer: si todavía no ha podado las grosellas espinosas después de la recolección, debería hacerlo ahora urgentemente. Si poda el arbusto de grosellas espinosas podrá acceder a su interior sin pincharse. De esta forma, podrá pasar luz abundante hasta la planta y la fruta podrá madurar correctamente.

Grosellas:

Lo mismo ocurre con las grosellas. Aunque no son susceptibles al oídio, pueden producirse problemas con la roya o, dependiendo de la variedad, puede existir una tendencia al permeado de las bayas. Tenga esto en cuenta cuando las compre en su vivero local o centro de jardinería. Tenga en cuenta también que la duración de la cosecha para las grosellas, si escoge las variedades de forma inteligente, puede durar desde principios de julio hasta mediados de agosto. Es decir, que puede disfrutar de ellas hasta seis semanas y después congelar las grosellas restantes, o bien elaborar una mermelada con ellas.

«Red Lake", una variedad de grosella roja, se madura muy rápido y no es propensa a provocar errores de ubicación; «Rovada" madura muy tarde y produce grandes frutas de primera calidad en tallos largos. «Primus" es la variedad blanca más importante hoy en día. Si desea probar una variedad rosa busque la «Rosalinn". A los niños les encantan las grosellas porque son relativamente dulces cuando están maduras. Por lo general, las grosellas negras son un poco más amargas si se comen crudas. No obstante, puede probar las variedades «Ometa" y «Bona", con un fino aroma al casis apto para su uso en la cocina.

Lo que debería hacer: debería podar las grosellas negras si todavía no lo ha hecho. Al igual que con las grosellas espinosas y el cruce híbrido de grosellas negras y grosellas espinosas, la jostaberry (Rubus nidigrolaria), deberá eliminar los brotes más antiguos y gruesos que sean demasiado compactos. Suelen ser de color marrón oscuro o negro y precisamente por eso son fáciles de identificar. Por el contrario, debe potenciar el crecimiento de los brotes más ligeros y jóvenes del arbusto, ya que tienen que soportar el peso de la fruta. Retire todos los brotes débiles y aquellos que tengan un grosor inferior al de un lápiz.

Frambuesas:

¿Sabía que las frambuesas no solo están disponibles en color rojo, sino que también existen variedades amarillas e incluso negras? La variedad «Golden Bliss" tiene frutos amarillos y la «Black Prince" (variedad salvaje americana) tiene frutos de color negro. Si planta estas tres variedades en su jardín, podrá preparar pasteles caseros con sus frutos y tenerlos listos para cualquier evento festivo.

Las variedades de frambuesas que no tienen que manipularse laboriosamente en cañas son muy populares actualmente en los jardines donde «el tiempo apremia". Puede dejar que variedades como la «Autumn Bliss" crezcan como las grosellas o las grosellas espinosas como un simple arbusto, y después segar el arbusto completamente con una guadaña después de la recolección. Esta forma de arbusto no produce frutos hasta el otoño, pero tiene la ventaja de que casi nunca está infestado por el escarabajo de la frambuesa y, por lo tanto está exento de larvas. Con las frambuesas siempre hay nuevas noticias: existe una nueva variedad que madura bien en septiembre, tiene un aroma fantástico y produce un fruto extremadamente llamativo y firme que se conserva bien: la «Polka".

Lo que debería hacer: corte los brotes truncados del frambueso muy cerca del suelo justo después de la recolección, sin dejar tocones. De esta forma se reduce el riesgo de que las frambuesas acaben infestadas por el tizón de la caña, una infección que se introduce en las plantas a través de las ramas.

Fresas:

Las fresas literalmente necesitan un capítulo dedicado exclusivamente a ellas. Las variedades con el distintivo aroma de la fresa de los bosques son las más cautivadoras. Cabe destacar variedades antiguas como la «Mieze Schindler", aunque no debemos olvidar nuevas variedades de intenso aroma como la «Thuchief". Las variedades para los parterres de fresas resistentes, como la «Florika", también se merecen un respeto ya que son híbridos con las fresas de los bosques. Los parterres de fresas son una buena alternativa para cubrir el suelo para los parterres en semisombra. A diferencia de los fresones, no tienen que sustituirse después de dos años sino que pueden permanecer en el mismo parterre de seis a ocho años. Los parterres de fresas florecen y producen frutos a través de sus hojas, por lo que los frutos no descansan en el suelo y no se pudren tan rápidamente.

Sin embargo, existen nuevas variedades de fresas para macetas, jardineras y parterres: las fresas colgantes son idóneas para las macetas colgantes. Puede poner tres plantas en una maceta colgante pero si las introduce en jardineras debe dejar un espacio de 20-25 cm entre las plantas. Se recomienda usar macetas con depósito de agua para proporcionar a las plantas un suministro permanente de agua. Puede abonar con fertilizante con nutrientes o fertilizante para bayas, los cuales contienen más potasio que los fertilizantes para flores de jardinera. Las bayas lo necesitan para que la fruta madure mejor y tenga un aroma más intenso.

Por último, la técnica de colgar las plantas también funciona en sentido opuesto: puede vegetar pequeñas piezas de enrejado o estacas con fresas trepadoras. No obstante, tendrá que atar las fresas arriba porque no treparán por sí solas. Las fresas trepadoras pueden recogerse de junio a septiembre y las fresas colgantes hasta el mes de octubre.

Lo que debería hacer: si sus fresas han permanecido en su sitio durante dos años y ahora están en mal estado, tiene que sustituirlas. Ahora es el momento de hacerlo. Si espera hasta la primavera para plantarlas, la cosecha será inferior el primer año después de plantarlas. Las variedades resistentes de la fresa y las fresas que dan frutos en verano pueden plantarse en primavera ya que producirán una cosecha generosa en cualquier época.

Bayas de madreselva azul:

Las bayas de madreselva azul son una nueva incorporación a la gama de bayas de jardín y producen sus frutos en mayo, mucho antes que otras bayas. Los frutos son largos y delgados y tienen el mismo color y la misma textura que los arándanos. Las bayas de madreselva azul también recuerdan mucho a este popular fruto por su sabor. Estas inexperimentadas bayas resultan interesantes no solo porque puede recogerse antes sino también porque su fruto es dulce y rico en vitamina C. Un arbusto de baya de madreselva azul con un crecimiento completo suele tener una altura de 1 ó 1,5 m y una anchura de 1 m. Cualquier tipo de tierra de jardín con muchos nutrientes es adecuada para esta planta. Su mantenimiento es sencillo ya que solo tiene que podarse un poco y tiene un crecimiento rápido y sin problemas. Para mejorar la fertilización, es recomendable plantar dos o más variedades de baya de madreselva azul que florezcan en mayo.

Nota: Las bayas de madreselva azul han pasado de ser consideradas una fruta salvaje a una fruta de jardín porque vale la pena cultivarlas en un jardín doméstico al igual que los arándanos y las grosellas y más recientemente las carasquillas, las avellanas, los saúcos, el cornejo, los arándanos rojos, el espino amarillo, los escaramujos y la Aucuparia de Sorbus o serval de los cazadores.

Comentarios