Utilizamos las cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Si continúa navegando por este sitio web, estará aceptando implícitamente el uso de cookies. Obtenga más información leyendo el texto siguiente Cookies

Una deliciosa barbacoa

Las cálidas noches de verano son el momento ideal para una fiesta en el jardín con buenos amigos y deliciosa comida. Y la mejor comida para este tipo de fiestas es la que viene directamente de la barbacoa.

Sin embargo, una noche de barbacoa perfecta no depende solo de la buena compañía, también necesitamos el equipamiento correcto, que depende de la situación. Por ejemplo, hacer una hoguera está bien para salidas y paseos por el campo, pero una barbacoa tradicional de carbón o de gas es una compañera fiel para fiestas familiares en su jardín. Todo aquel que quiera disfrutar de una acogedora barbacoa, incluso si el tiempo no acompaña demasiado, ahora puede hacerlo con una moderna barbacoa eléctrica.

Siga estas normas para sacar el máximo partido a una barbacoa en cualquier época del año y convertirla en el punto álgido del verano:

• La calidad de la carne es el quid de la cuestión en una barbacoa. Las ofertas especiales no son necesariamente una ganga. El color dice mucho de la calidad. La carne de vaca, por ejemplo, debe ser de color rojo intenso, la de cerdo debe presentar un fuerte tono rosado-rojo, la de ternera un rosa suave, y la de cordero un rojo claro.

• Corte la carne en pedazos en ángulo recto con las fibras. Los trozos no han de ser demasiado finos, para que no se sequen rápidamente al fuego. Los filetes deben cortarse más gruesos de lo habitual para que se mantengan apetitosos y jugosos.

• Para que el adobo desarrolle todo su sabor y pueda usted degustarlo plenamente, conviene que adobe la carne unas pocas horas antes de cocinarla.

• Todo depende del aliño: las especias deben reforzar el sabor intrínseco de la carne y no ocultarlo. Primer mandamiento: añada la sal justo antes de cocinar.

• La calidad del carbón vegetal también es importante. Un carbón de buena calidad asegura un buen fuego con poca cantidad de ceniza.

• ¡Tómese su tiempo! La carne solo puede cocinarse adecuadamente una vez que el carbón está al rojo vivo.

• La temperatura de cocción correcta se alcanza si al poner la mano a unos 10-15 cm sobre la parrilla, esté tan caliente que no pueda aguantar más de 3 segundos antes de retirarla. Si tiene que retirar la mano mucho antes, eleve la parrilla a una posición más alta o reduzca la temperatura de la barbacoa por medio del suministro de aire (si se trata de una barbacoa tipo «kettle»).

• La variedad marca la diferencia. Los kebabs con verduras de varios colores o las mismas verduras troceadas resultan excelentes cuando se cocinan a la barbacoa. El pescado fresco también da muy buen resultado a la parrilla.

• Cuando cocine pescado, escoja pescados de carne firme como salmón, caballa, perca o trucha. Estos dos últimos peces no tienen tanta grasa como el salmón o la caballa y, por ello, conviene envolverlos en papel de aluminio para que no se sequen demasiado rápido.

• Una buena selección de platos de acompañamiento y ensaladas redondeará una excelente barbacoa.

Por supuesto, en cuanto a salsas podemos salir del paso con mostaza, ketchup y mayonesa. Sin embargo, seremos los reyes de la fiesta si nos esforzamos en preparar un festín casero. Las caras de felicidad en la mesa y saber que se han utilizado solo ingredientes frescos para hacer la salsa compensan el tiempo invertido en su preparación. Si hemos conseguido estimular sus papilas gustativas, prepare una salsa casera a partir de nuestras deliciosas recetas:

Salsa barbacoa

2 cebollas

Aceite (para cocinar)

1 taza de ketchup

2 cucharadas grandes de salsa Worcestershire

2 cucharadas grandes de zumo de limón

2 cucharadas grandes de vinagre

½ cucharada grande de mostaza

2 cucharadas grandes de azúcar moreno

Corte las cebollas en trozos pequeños y dórelas a la sartén con el aceite. Añada luego el ketchup, la salsa Worcestershire, zumo de limón, vinagre, mostaza y azúcar moreno. Deje cocer a fuego lento la salsa durante 15 minutos y aliñe con sal y pimienta. La salsa barbacoa puede servirse caliente o fría.

Salsa de mango

1 mango maduro

Una pizca de guindilla roja

1 cucharada grande de curry en polvo

1 chorrito de jarabe de arce

1 lima

1 cebollino

Haga un puré con 2/3 del mango, la guindilla, el curry, el jarabe de arce y el zumo de la lima. Corte el cebollino en aros y añada el mango restante, cortado en trozos pequeños. Y ya tiene usted una deliciosa salsa de frutas.

Comments