Utilizamos las cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Si continúa navegando por este sitio web, estará aceptando implícitamente el uso de cookies. Obtenga más información leyendo el texto siguiente Cookies

Un sistema de aire acondicionado verdaderamente verde

Las plantas de la casa no solo son agradables a la vista, también son buenas para la salud. Una selva verde en interiores es el filtro biológico más puro disponible y tiene un efecto verdaderamente positivo sobre nuestro bienestar.

Sea feliz con dispensadores de energía verde

Por supuesto, las violetas de Persia y las prímulas no tienen fama de ser grandes conversadoras. Sin embargo, los científicos están de acuerdo en una cosa: si mantiene usted plantas en su hogar y les habla de vez en cuando, eso tiene efectos positivos sobre su salud. Sus verdes huéspedes limpian el aire del ambiente y alivian el estrés, como han demostrado estudios de la agencia espacial norteamericana, la NASA. No resulta sorprendente que cada vez más empresas estén ajardinando con gran estilo sus lugares de trabajo. Experimentos realizados muestran que las personas que trabajan en oficinas con muchas plantas y verdor se concentran significativamente mejor en su trabajo que sus colegas de oficinas sin plantas.

¡La verdad es que a estas plantas no les gusta el aire viciado!

Pasamos una media de 22 horas dentro de habitaciones cerradas. Por eso, el aire fresco y saludable nos resulta especialmente beneficioso. Una amplia variedad de plantas del hogar pueden proporcionar un clima natural saludable a bajo coste. En primer lugar, aumentan la humedad del aire por evaporación a través de sus hojas, un efecto que se hace sentir en particular durante las rachas de calor. Algunas de ellas, además, son capaces de reducir las sustancias nocivas emitidas por la pintura, los adhesivos o la madera contrachapada. Cintas, ficus benjamina y paragüitas son ávidos destructores de formaldehído. La hiedra, los árboles dragón, la espada de San Jorge y los potos de colgar filtran el benceno del aire, mientras que las palmeras bambú reducen el amoníaco y los lirios de la paz convierten la acetona en una sustancia no tóxica. Gerberas, crisantemos, azaleas y flores de pascua proporcionan agradables ambientes coloristas con sus abundantes flores, además de tener efecto de filtro biológico. Para alcanzar un adecuado efecto de filtración, conviene que convierta su entorno en un exuberante oasis interior. Tan solo una o dos plantas por sí solas no pueden compensar los vapores expelidos por ordenadores, impresoras y pinturas.

Comments