Utilizamos las cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Si continúa navegando por este sitio web, estará aceptando implícitamente el uso de cookies. Obtenga más información leyendo el texto siguiente Cookies

Un deseo de azul fresco

Cambie el chip y cree su propio ambiente de vacaciones con sus flores azules favoritas.

Igual que un artista, un jardinero necesita una sensibilidad entrenada para el color y conocimientos sobre los efectos que ejercen los colores. Los colores de las flores y las hojas crean las primeras y últimas impresiones de un jardín. El azul es el color que nos lleva al país de los sueños: el azul brillante del cielo, el azul del océano, las flores azules de la lavanda y la espuela de caballero. Asociamos el azul con infinidad de imágenes, como se comprueba por los nombres de las diferentes tonalidades del azul: por ejemplo, azul celeste, azul turquesa, azul marino. El azul es uno de los colores más populares para el jardín. Crea amplitud y distancia y puede combinarse muy bien con prácticamente cualquier otro color.

No solo para románticos

Los azules puros, como la genciana, la borraja, la amapola del Himalaya y la esquila siberiana son bellezas poco comunes en el reino vegetal y, por ello, muy buscadas por los jardineros. Como quiera que existen infinitas tonalidades de azul, que van desde el celeste del nomeolvides al azul plateado de un cardo y el violeta de una clemátide, conviene pensar con detenimiento cómo combinar este color. El tipo de azul es especialmente importante cuando se pretende combinar con otras flores: el turquesa vivo y el azul verdoso suave garantizan una vista veraniega cuando se combinan con rosa, blanco y amarillo. El feliz trío de la intensa lobelia, la escévola blanca y el heliotropo de flor violeta transforman cualquier tiesto en una alfombra azul de flores que recuerda el cielo y el mar. Sin embargo, la visión de acianos azul oscuro junto a margaritas frescas amarillas y blancas tiene un efecto relajante y nos hace pensar en la inmensidad del océano.

Un azul delicado en el fragante aire vespertino

No hay nada más relajante que un lugar acogedor del jardín bañado por una luz agradable al ponerse el sol. Con unas velas y unas plantas fragantes puede usted crear un ambiente romántico en un momento. Las plantas fragantes por la tarde y por la noche, como el heliotropo de flores violetas y la juliana, con su encantador aroma de violetas y rosas, desprenden su dulce aroma y crean un ambiente maravilloso para citas nocturnas bajo el cielo estrellado.

Comments