Utilizamos las cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Si continúa navegando por este sitio web, estará aceptando implícitamente el uso de cookies. Obtenga más información leyendo el texto siguiente Cookies

Recolección y conservación de las manzanas

Uno de los puntos culminantes del otoño es la recogida de la manzana. En esta época tan fructífera, los españoles dedican todas sus atenciones a su fruta favorita: la manzana.

¿Pero qué sabemos realmente sobre la manzana? ¿Sabía que la manzana pertenece a la familia de la rosa y que existen 20 000 variedades en todo el mundo? ¿O que se producen 55 toneladas de manzanas al año en todo el mundo y las variedades más populares son Golden Delicious, Idared, Jonagold y Gala? ¿O que una manzana necesita cerca de 30 hojas verdes para un crecimiento óptimo y que puede reconocer una manzana madura por su cáliz ancho y profundo así como por sus pepitas marrones?¿Qué me dice? ¿Sabía todo eso? Tranquilo, la mayoría de personas tampoco lo sabe.

Pero hay muchas otras cosas que hay que saber acerca de las manzanas. Durante la recolección de las manzanas y su almacenaje pueden realizarse procedimientos inadecuados. No hay nada más molesto que dar un mordisco a una manzana que se ha recogido por error o demasiado pronto, cuando el aroma no ha podido desarrollarse correctamente y las vitaminas no han tenido oportunidad de formarse correctamente.

Por ello, le proponemos algunos consejos para la recolección de la manzana y su almacenaje.

  • Básicamente, las manzanas siempre deben recogerse con cuidado. No tire de ellas con fuerza para desprenderlas de las ramas. La manzana solo está lista para su recolección cuando puede cogerse fácilmente, es decir, cuando el rabillo de la manzana se desprende del árbol fácilmente al girarlo.
  • Otras indicaciones de que la manzana está lista para su recolección es la presencia de un cáliz ancho y profundo, así como de pepitas de color marrón. No obstante, el punto de recogida y consumo depende de la variedad específica.
  • Al igual que recoger las manzanas en el momento oportuno, también es importante evitar realizar movimientos peligrosos durante la recolección. Las manzanas con el mejor aspecto siempre se encuentran en la parte superior del árbol y, por lo tanto, es difícil acceder a ellas. No pase por alto su seguridad y utilice, por ejemplo, un recolector de fruta para recoger las manzanas más altas. Gracias al recolector de fruta combisystem GARDENA en combinación con un mango telescópico, podrá alcanzar las manzanas situadas en la parte superior del árbol sin ponerse en peligro.

    La fruta resulta especialmente deliciosa en invierno pero también es más cara. No es necesario gastar mucho dinero para obtener manzanas deliciosas en invierno si sabe cómo almacenarlas correctamente. Las manzanas pueden almacenarse durante periodos de tiempo prolongados en invierno si se hace en las condiciones adecuadas.
  • Es muy importante guardar las manzanas en un lugar frío y oscuro con mucha humedad. Se recomienda usar un sótano con ventilación. Si no hay suficiente humedad, puede aumentarla colocando depósitos de agua en la sala de almacenaje de las manzanas.
  • No todas las variedades de manzanas son adecuadas para el almacenaje. Puede almacenar las variedades Topaz, Freiherr von Berlepsch, Boskoop roja y Pilot.
  • Las manzanas deben almacenarse en estantes para fruta o cajas planas. Las cajas pueden forrarse con virutas de madera o papel ondulado. Si se usan cajas más altas, recomendamos colocar cartón ondulado entre las capas individuales de fruta para evitar la aparición de bollos.
  • Almacene únicamente fruta fresca y no dañada. La fruta con gusanos, podrida y con medidas demasiado grandes no puede almacenarse durante mucho tiempo y debe clasificarse aparte durante la recolección. Las manzanas sin rabillo deben comerse pronto ya que pueden pudrirse rápidamente.
  • Revise la sala de almacenaje de fruta regularmente y elimine las manzanas podridas. La fruta de pepita podrida puede «infectar" al resto de fruta sana. Esto se debe a que la fruta podrida emite etileno, un gas incoloro que hace madurar a la otra fruta más rápidamente y que, en algunos casos, la estropea. Por este motivo las manzanas no deben almacenarse junto con otras frutas y verduras.
  • Para evitar que las manzanas se sequen tan rápido, puede cubrir las cajas con un film perforado. También puede almacenar las manzanas en bolsas de polietileno perforadas ya que la bolsa reduce la liberación de etileno. En cualquier caso, debe inspeccionarse la fruta con pepita almacenada regularmente para poder quitar las manzanas podridas rápidamente.

    Si sigue estos consejos, podrá saborear deliciosas manzanas procedentes de su jardín incluso en invierno.

Comments