Utilizamos las cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Si continúa navegando por este sitio web, estará aceptando implícitamente el uso de cookies. Obtenga más información leyendo el texto siguiente Cookies

Especial sobre hibernación de las plantas

Durante todo el verano, ha alimentado y cuidado de sus plantas como si fuesen un tesoro. Ahora, el invierno y los riesgos que implica esta estación amenazan el bienestar de sus plantas. ¿Qué deberíamos hacer ahora y qué no? En respuesta a las muchas preguntas que hemos recibido sobre esta cuestión desde la publicación del último Boletín de noticias de GARDENA, le damos algunos consejos útiles para que conozca los métodos más apropiados.

Antes de preparar las plantas para el invierno tiene que considerar una serie de aspectos. Primero tiene que limpiar las plantas antes de meterlas dentro: quite todas las hojas caídas, el follaje mustio o enfermo y cualquier leño muerto. Si la planta tiene alguna plaga, tendrá que tratarla de nuevo. ¡Nunca meta las plantas al interior si tienen plagas!

Escoja una ubicación adecuada:

Luz: las plantas de hoja caduca pueden ponerse a la sombra durante el invierno, pero las de hoja perenne necesitan luz. Cuando más calida sea la ubicación, más luz necesitarán las plantas.



Temperatura:
Existen tres categorías distintas: plantas que toleran las heladas, plantas que no toleran las heladas y plantas que necesitan calor durante el invierno. Es mejor ubicar las plantas mediterráneas en un lugar soleado a temperaturas de 10-12 °C durante el invierno y regarlas de forma moderada para que no se sequen. Mantenga las plantas tropicales en un lugar soleado con una temperatura de 20-22 °C y riéguelas de forma adecuada para que no estén demasiado mojadas pero que tengan la tierra húmeda.

Recuerde: cuanto más calida sea la ubicación, más luz necesitarán las plantas.



Asistencia:
Si no dispone de espacio suficiente para tener un invernadero convencional, puede adquirir invernaderos inflables con control de heladas que proporcionan a las plantas mediterráneas de interior un lugar adecuado para pasar el invierno.

¿Cuándo debo trasladar las plantas al interior para pasar el invierno?

La norma básica es la siguiente: Meter las plantas de interior en el invernadero lo más tarde posible y sacarlas al exterior lo antes posible. En general las plantas viven mucho mejor en el exterior, ya que vivir en el interior es una situación anormal para las plantas que les produce estrés. Las trompetas de ángel, las buganvillas, los hibiscos y los heliotropos, por ejemplo, deben protegerse frente a las heladas. El abutilon, el limpatubos, el cassis, los cítricos, el árbol del té y el plumbago pueden soportar temperaturas de congelación. Algunas plantas pueden tolerar las heladas suaves (hasta -5 °C aprox.) como, por ejemplo, el laurel japonés, el pino de la Isla de Norfolk, el arbutus, el ciprés mediterráneo, el níspero japonés, el laurel, el olivo o el orón.

Aspectos a tener en cuenta para los cuarteles de invierno de plantas:

Asegúrese de que existen medidas de higiene estrictas en los cuarteles de invierno. Limpie las plantas todos los meses de la misma forma en que lo hizo antes de meterlas en el invernadero. Compruebe si existen plagas a finales de enero ya que las cochinillas empiezan a aparecer en esta época. Las arañuelas rojas, la chinche harinosa y los áfidos también empiezan a aparecer a principios de febrero. Asegúrese de que los cuarteles de invierno para las plantas tienen una climatización adecuada para poder mantener la temperatura correcta durante el invierno. También es importante que instale un control de heladas ya que necesitará proporcionar ventilación sin heladas si la temperatura es demasiado alta. Los cuarteles de invierno de grandes dimensiones fabricados con vidrio pueden alcanzar temperaturas muy altas desde principios de febrero. Sin embargo, no debe someter a las plantas en hibernación a grandes fluctuaciones en la temperatura ni sacarlas al exterior antes de tiempo.

A continuación le facilitamos información sobre variedades individuales de las cuales hemos recibido numerosas preguntas:

Agapantóideas: Hiberne todas las variedades de hibernación con hojas en un lugar frío y soleado a una temperatura de 5-10 °C. Riegue con moderación, únicamente en la medida de lo necesario para evitar que la planta se seque. Las variedades que pierden sus hojas pueden hibernar en un lugar oscuro y no tienen que regarse. Cambie de maceta cada dos años en primavera.

Hierba del diablo / trompetas de ángel: Métalas en el interior antes de la primera helada. Si la planta ha sufrido una helada con daños leves y las hojas se están cayendo pero el leño más fuerte no está dañado por las heladas (blando y de color marrón), vale la pena ponerla en el interior durante el invierno. Pode lo menos posible: si poda demasiado la planta, tardará más en florecer el año siguiente. Coloque la hierba del diablo en un lugar frío y soleado a una temperatura de 2-5 ºC. Si se conserva en un lugar demasiado oscuro, perderá sus hojas y brotará más tarde en primavera, con lo que florecerá más tarde. Riegue las plantas con hojas con moderación en el invierno, únicamente lo necesario para que sobrevivan con el follaje. Riegue las plantas sin hojas con moderación para evitar que se sequen.

Higuera: En esta época las higueras tienen el fruto verde para el siguiente año. Las higueras resistentes a las heladas, como la Bavarian Violetta en maceta pueden soportar temperaturas exteriores de hasta -5 °C si reciben un suministro de agua adecuado y si envuelve la planta y la maceta con fibra de vellón. No obstante, lo más fácil es meter la planta en el garaje para que permanezca en la sombra y sienta una helada muy ligera. Riegue la planta para garantizar que el fruto no se marchita. Un factor muy importante para la hibernación de las higueras con frutos es que la planta no debe estar expuesta a grandes cambios de temperatura (p. ej., expuesta a un fuerte sol invernal durante el día y después a las heladas nocturnas). De lo contrario, el fruto madurará o se desprenderá del árbol.

Gingko: Esta planta está más expuesta a las heladas si se planta en maceta, en lugar de directamente en la tierra. Por este motivo es mejor meterla en el garaje o sacarla de la maceta durante el invierno y arroparla en una posición protegida en la tierra. Si tiene que mantener la planta en un balcón durante el invierno, envuelva la maceta y la planta con fibra de vellón (¡no con film de plástico!).

Hierbas aromáticas: El perejil, el levístico, el tomillo y otras hierbas pueden dejarse en su parterre. Las plantas de curry y el algodón de lavanda deben colocarse en un lugar soleado, frío y a salvo de las heladas a una temperatura de 5-10 °C.

Olearia: Cuando traslade esta planta para pasar el invierno, pode antes un tercio de la planta. Colóquela en un lugar soleado a una temperatura de 10-12 °C y riegue con moderación para que no se seque. Póngala en tierra fresca durante la primavera.

Adelfa: Como planta fuerte y resistente, tolerará las heladas entre los 0 y los -5 °C, es decir, las heladas leves. Para la hibernación debe colocarse en un lugar soleado o moderadamente soleado a una temperatura de 5-10 °C. Riegue con moderación para evitar que la planta se seque.

Dudas sobre la poda: En el último Boletín de noticias de GARDENA tratamos el tema de la poda de la adelfa, consúltelo en caso de tener dudas al respecto.

Pasionaria: En climas suaves (clima idóneo para viticultura) y si se planta en una ubicación protegida, la pasionaria (Passiflora caerulea) suele resistir el invierno en el exterior. Si tienen una buena plantación, las pasionarias pueden tolerar temperaturas de hasta -5 a -10 °C. De lo contrario, métalas en el interior para hibernar a una temperatura no superior a 10 -12 °C, si la temperatura exterior se encuentra entre 0 y 5 ºC. Riegue con moderación para garantizar que la planta no se seca. Tenga en cuenta que hay distintas variedades de pasionaria, incluyendo algunas variedades que no toleran bien el calor. Estas variedades, al igual que las plantas tropicales, necesitan un lugar soleado a una temperatura de 20 °C, y deben mantenerse húmedas permanentemente.

Planta de citronella: Estas plantas deben hibernar en un lugar soleado a una temperatura de unos 10-15 °C y con un riego ocasional y moderado.

Un grupo de expertos en jardinería de GARDENA ha elaborado una guía exhaustiva sobre plantas de interior y plantas de maceta que incluye un capítulo sobre cómo hibernar estas plantas. Esta guía fue publicada por KOSMOS, Stuttgart, en 2003.

Comments