Utilizamos las cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Si continúa navegando por este sitio web, estará aceptando implícitamente el uso de cookies. Obtenga más información leyendo el texto siguiente Cookies

Especial césped Parte 2

En este artículo seguimos respondiendo a sus preguntas relacionadas con el césped. Descubra los diferentes tipos de césped que existen y aprenda nuevos trucos de desbroce y escarificado.

Tipos de césped
Tiene razón, hay muchos tipos de césped distintos. Pero, al igual que los jardineros, utilizamos los términos de formas distintas: hablamos de «tipos de hierba" para referirnos a diferentes clases de hierbas en una mezcla de semillas (mezclas de semillas normales), como las variedades festuca o lolium. Por otro lado, hablamos de «tipos de césped" para referirnos a céspedes decorativos, para servicios públicos, deportes u otros céspedes para paisajes, ya que tienen funciones distintas. Por ejemplo, un césped decorativo no es tan resistente a las presiones en un jardín doméstico como el césped para servicios públicos, el cual se adecua más a los juegos infantiles (a menudo conocido como «césped para juegos"). Sin embargo, este tipo de césped no es adecuado para un estadio de fútbol ya que la hierba tiene que soportar un nivel de presión mucho mayor. Los campos de fútbol requieren un césped adecuado para la práctica de deportes. La mezcla de semillas define el tipo de césped con mayor detalle. Después de todo, existe una mezcla de semillas idónea para cada tipo de césped.

Cómo regar el césped
Tradicionalmente, esta hierba siempre se ha regado con aspersores. Si se riega durante el día, parte del agua se evapora sin ser usada. Por este motivo, los sistemas inteligentes y eficientes de ahorro de agua están ganando terreno. La solución más elegante, que es más o menos estándar para profesionales, son los aspersores emergentes. Actualmente existen muchos jardineros especializados en paisajes que diseñan la disposición de estos aspersores. La inversión en este tipo de sistemas aporta tranquilidad y seguridad durante años, y permite a los propietarios del césped regar la hierba con tan solo presionar un botón o bien usando un programador de riego. No obstante, aquellos que prefieran los aspersores tradicionales pueden encontrar variedades en tiendas especializadas y configurarlas de forma precisa según la forma y el tamaño del césped en cuestión. Como resultado, solo se riega el césped; no la mitad de todo el jardín. El mejor momento del día para regar, según los científicos agrícolas, es muy pronto por la mañana entre las 3 y las 6 de la mañana. Si no quiere madrugar para realizar esta tarea, puede usar un temporizador o un ordenador de riego.

Cómo fertilizar el césped
Al cortar la hierba, también extrae nutrientes del césped: por cada kilo de recortes usted está eliminando cerca de 30 gramos de nitrógeno, 20 gramos de potasio y 10 gramos de fósforo. Es necesario que reponga estos nutrientes. Los céspedes decorativos necesitan menos fertilizante que los céspedes que soportan muchas pisadas o mucha presión. Por lo general, el césped debe fertilizarse cada cuatro o cinco semanas de marzo a abril, terminando con una fertilización final en otoño para preparar la hierba para el invierno a principios o mediados de septiembre. Sin embargo, actualmente existen diferencias considerables debido a la introducción en el mercado de fertilizantes para césped a largo plazo y fertilizantes de otoño especiales. Tal y como hemos mencionado anteriormente, es necesario tener en cuenta la información del fabricante impresa en los envases de fertilizante para césped. Esta información también puede ayudar a responder la cuestión de si puede usar un fertilizante compuesto en lugar de un fertilizante para césped. Observe la proporción de la mezcla del fertilizante compuesto - nitrógeno: fósforo: potasio. Para el césped la proporción ideal es 10:3:3-5.

Sustitutos de la hierba
Si consideramos el jardín como una «construcción" verde y plana, es posible sustituir la hierba en ciertos lugares. En aquellos lugares donde la hierba no crece bien y en áreas que no se usan con frecuencia, puede usar arbustos en lugar de hierba. Los arbustos soportan bien las pisadas y la presión, que es la razón por la cual se utilizan a menudo para sustituir a la hierba. En particular, los arbustos más adecuados son el broqueleto (Alyssum montanum), la aubrieta y la leptinella, la saxifraga, la camomila romana, el musgo de Irlanda y el blue haze. Tiene que tener en cuidado con esta última ya que desarrolla un fruto espinoso y puede dañar los pies si se anda descalzo. Las anteriores son recomendaciones para zonas soleadas. En zonas sombrías, es mejor utilizar matorrales o fresas estériles (excepto la Waldsteinia ternata, la cual no crece lo suficientemente plana). En zonas con sombra donde la vegetación puede ser un poco más alta, se recomienda la cardamina de los prados (tiarella), la memesia híbrida y el geranium sanguineum, todas ellas plantas verdes con una floración muy bella.

Pavimento continuo de hierba y hormigón
El pavimento continuo de hierba y hormigón puede usarse, por ejemplo, para aparcamientos o carreteras de acceso en lugar de utilizar losas. Pero recuerde que no crea una superficie cómoda para las personas que llevan zapatos de tacón, etc. Este tipo de pavimentación puede dificultar el acceso y la salida del vehículo a aquellas personas que lleven calzado de tacón alto. Otro aspecto a tener en cuenta: cuando extienda la pavimentación, compruebe que los bloques se rellenan con tierra suficiente de forma que haya unos dos centímetros de espacio hasta la parte superior de los bloques una vez que la tierra se ha compactado, para permitir que los tallos crezcan libremente. Los bloques de pavimento rellenados correctamente hasta la parte superior proporcionan una superficie transitable cómoda pero el césped acaba por desgastarse por el efecto de las suelas, los neumáticos de los vehículos e incluso los cortacéspedes, de forma que la zona que inicialmente es de color verde pasar a ser de color marrón con el tiempo. 

Bordes del césped
Cortar los bordes del césped puede ser una tarea pesada, pero hay formas de ahorrar tiempo aunque este sea mínimo. Si no trata los bordes del césped, las distintas variedades de hierba del césped ocuparán los arriates circundantes y esto generará más trabajo a largo plazo. Si escoge colocar piedras en el borde del césped para demarcar la zona de césped, es mejor colocarlas con mortero. Cuando el cortacésped supera la parte superior de las piedras, estas no se moverán tan fácilmente y la hierba arrastrada no puede abrirse paso a través de los espacios que quedan entre las piedras. Por otro lado, una de las opciones más convenientes para el mantenimiento de los bordes es trabajar con un recortabordes con batería de mango largo. Si utiliza esta herramienta no tendrá que trabajar agachado durante horas para completar esta ardua tarea.

Renovación del césped
Si tras el invierno observa que hay huecos en su césped, esto suele deberse a que se ha caminado por encima del mismo cuando el suelo estaba cubierto por escarcha, hielo y nieve. Aunque solo se pase rápidamente sobre el césped en estas condiciones, aparecerán parches de color marrón en los puntos donde los pies han tocado el suelo. Las huellas más pequeñas por lo general pueden eliminarse mediante el escarificado. Estos huecos se llenan rápidamente gracias al nuevo crecimiento y, si es necesario, simplemente plante más hierba nueva en el punto en cuestión. Puede eliminar las zonas más grandes de color marrón usando una pala plana, soltando la tierra y transplantando parte del césped. En general, no vale la pena comprar césped en rollos para esto. Simplemente coja unos centímetros cuadrados de césped de un borde que pase inadvertido. Si tiene que eliminar muchas malas hierbas (véase la sección pertinente), quizá sea necesaria la renovación de una porción mayor del césped o incluso sembrarlo de nuevo por completo.

Césped con lombrices
Está en lo cierto, estimado lector del Boletín de noticias de GARDENA, al decir que la presencia de lombrices en su césped es simplemente horrible. Sin embargo, es el precio que tiene que pagar a cambio de que estas criaturas produzcan una tierra saludable para su jardín y hagan su trabajo. No existen métodos demostrados para alejar estas criaturas de la superficie del césped. La única opción que tiene es regar el césped de forma intensa para que las lombrices salgan a la superficie y pueda recogerlas. Después puede trasladarlas a su huerto de hortalizas. ¿Pero quién está dispuesto a hacerlo? ¿Y qué resultado tendría a largo plazo? Este método solo funciona si se hace en el momento adecuado: justo antes de que se apareen y pongan huevos en junio.

Césped en rollos
Este tipo de césped, a pesar de ser caro, proporciona unos beneficios considerables. En especial, supone muchas ventajas para los céspedes domésticos de pequeñas dimensiones, ya que resuelve todos los problemas en unos pocos minutos de trabajo. Simplemente tiene que nivelar la superficie, removerla un poco y extender las tiras unas junto a las otras. Puede caminar encima inmediatamente y pisar sobre él después de esperar dos semanas para permitir que las raíces se asienten por sí mismas. El césped en rollos amplía la temporada del césped: puede empezar a principios de la primavera ya que no tiene que esperar a tener una temperatura adecuada para la siembra. Además, puede extender la hierba posteriormente en otoño cuando las temperaturas hayan caído por debajo de los niveles de siembra.

Césped resistente a la sombra
¡Simplemente olvídelo! Independientemente de lo que escuche, ningún tipo de césped es completamente resistente a la sombra. Todos los tipos de hierba necesitan luz solar. Lo que ocurre es que existen algunos tipos de hierbas que tienen hojas más anchas y, por lo tanto, tienen la capacidad de crecer en lugares con menos luz solar. No obstante, a medida que aumenta la sombra, incluso este tipo de hierba no crecerá de forma satisfactoria. En zonas muy sombrías, el musgo impedirá el crecimiento de la hierba. Recuerde: no existen céspedes resistentes a la sombra, independientemente de lo que diga el embalaje.

Altura de corte
Después de sembrar semillas frescas, corte la hierba cuando los tallos alcancen aproximadamente unos ocho centímetros de altura. Corte el césped a una longitud de unos cinco centímetros esta vez. Cuando corte el césped por tercera o cuarta vez y ya tenga un espesor mayor, puede reducir la longitud de corte gradualmente hasta los tres centímetros. No existe ningún beneficio en dejar que el césped crezca mucho y después cortarlo. El tallo siempre necesita tener una cierta longitud para permitir la fotosíntesis, por lo que es mejor cortar el césped un poco y con más frecuencia, que cortar una vez y con más longitud. Para todos los cortes, el secreto es cortar el tallo de la mitad a dos tercios hasta 2,5 o 3 centímetros. Únicamente los céspedes de zonas menos soleadas pueden dejarse un poco más largos, hasta que la hierba tenga una longitud del tallo de unos cinco centímetros.

Técnica de corte
Existe una técnica de corte ideal. Ya hemos tratado este tema parcialmente en la sección de longitud de corte: poco y a menudo es mejor que todo de una vez. Cada vez que corte el césped, cambie la dirección de segado. De lo contrario, siempre presionará el tallo en una dirección y la hierba se empajará más fácilmente. Si suele cortar el césped hacia la derecha, altérnelo yendo hacia la izquierda. Ocasionalmente, también debería cortar en diagonal cambiando de lado. Si quiere obtener un diseño a bandas similar al césped de los estadios, por ejemplo, tiene que cortar con un cortacésped con rodillo en la parte trasera. El rodillo aplana la hierba en una dirección, haciendo que la parte inferior de la hierba resulte visible de forma brillante y lustrosa. Puede utilizar esta técnica para crear rayas, cuadrados o círculos en su césped.

Extracción de malas hierbas
En este punto puede emplear varias técnicas. Las malas hierbas más pequeñas, como las verónicas o el trébol blanco, pueden extraerse con un escarificador manual. Utilícelo con frecuencia para que las plantas no campen a sus anchas, impidiendo su crecimiento hasta que se marchiten. En zonas más grandes es mejor utilizar un escarificador grande varias veces. Otras malas hierbas, como los dientes de león y las margaritas, pueden extraerse con una escardilla o un cuchillo de cocina viejo. Si es persistente, podrá eliminar muchas malas hierbas de su jardín utilizando medios mecánicos. Si las malas hierbas le suponen un problema grave, también puede usar un herbicida para eliminar las malas hierbas del césped. Si el césped tiene malas hierbas en abundancia, significa que las malas hierbas han vencido a la hierba porque las condiciones eran más favorables para su crecimiento. En este caso, tiene un problema serio en su césped. Puede que la tierra esté compactada (indicado por la presencia de llantén mayor), grasienta y húmeda (dientes de león y margaritas), muy pobre (trébol blanco) o demasiado ácida (musgo). En ese caso debería considerar extraer estas zonas por completo, creando una estructura de suelo que sea más beneficiosa para el césped, resembrando toda la zona y cubriéndola con césped en rollos. Sin embargo, recomendamos que consulte a un jardinero paisajístico local, ya que es difícil evaluar de forma profesional una superficie sin poder estudiarla en detalle. Consejo: Especialmente en casos graves y para céspedes de mayores dimensiones, no consulte a cualquier jardinero paisajístico. Confíe en uno que tenga amplia experiencia en la colocación de césped, como un especialista en campos de golf, por ejemplo, en lugar de contratar a un jardinero que simplemente sepa cómo crear paredes de piedra natural y crear estanques. 

Ratones de campo
Después de deshacerse de los molestos topos, su lugar suele ser ocupado por los ratones de campo. Los ratones de campo van comiendo por su jardín y no se detienen ante las hortalizas, los bulbos o incluso las raíces de árbol. Aunque estos animalitos parezcan adorables, lo único útil que podemos hacer es colocar trampas para ratones. Si lo prefiere, puede usar trampas que no matan a los ratones. Es muy fácil identificar qué tipo de animal ha estado excavando en su jardín: los topos excavan una sección transversal ovalada y amplia (van excavando a ambos lados de su cuerpo) y los ratones de campo crean una forma ovalada vertical (tiran la tierra hacia atrás por debajo de sus cuerpos). 

Escarificado
El escarificado es un método muy útil ya que le permite dar una buena limpieza a la hierba una, dos o tres veces al año. La extracción de la paja del césped devuelve el aire y la luz a las partes más bajas de la hierba, haciendo que los tallos estén más vigorosos. El fertilizante puede llegar de nuevo a las raíces y no alimenta al musgo y las bacterias descompuestas entre la paja. Este método es muy útil para combatir las malas hierbas. Puede escarificar por primera vez ahora en marzo, después a mediados o finales de mayo y una tercera vez a principios de septiembre. Cada vez que escarifique, al igual que con el segado, cambie la dirección de enfoque del tallo y trabaje en diagonal continuamente, tal y como se explica en la sección de técnica de corte anterior. Después del escarificado, añada cal y fertilizante y resiembre los huecos si es necesario. Es mejor realizar la aerificación después del escarificado.

Comments