Utilizamos las cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Si continúa navegando por este sitio web, estará aceptando implícitamente el uso de cookies. Obtenga más información leyendo el texto siguiente Cookies

Equipos de riego inteligente para un césped precioso y arriates florecientes.

Las semanas soleadas en invierno sin lluvias nos resultan fantásticas, pero son muy perjudiciales para las plantas de nuestro jardín. Cuando hablamos de riego, el césped es una de las plantas más demandantes. La pérdida de una décima parte del suministro de agua normal puede provocar su marchitamiento.

Las flores del jardín como las flores que florecen anualmente en verano, o las plantas de hortalizas que están listas para ser recogidas en verano, necesitan hasta 200 litros de agua por metro cuadrado. En esta situación, lo ideal es usar sistemas de riego con tecnología inteligente que son fáciles de usar y que proporcionan soluciones innovadoras.

GARDENA ha desarrollado el aspersor oscilante automático AquaContour para jardineros aficionados que conocen la importancia del agua, ya que se trata de un recurso muy escaso y precioso. El aspersor puede ajustarse de forma precisa y puede llegar prácticamente a cualquier esquina del jardín esparciendo humedad. Decimos que trabaja con una precisión absoluta porque es capaz de regar únicamente las zonas que lo necesitan. ¿Cómo lo hace? El sistema inteligente permite una programación paso a paso y el almacenaje de hasta 50 puntos de contorno, con lo que se llega a las zonas que necesitan irrigación.

El microsystem GARDENA está pensado para el riego de bordes y céspedes. Suministra a todas las plantas la humedad requerida de forma automática y rentable. El sistema de aspersor invisible es fácil y rápido de instalar. La línea de riego subterránea humedece la tierra de forma uniforme sin evaporar ni una sola gota de agua.

La manguera de jardín, que ahora puede usarse directamente desde el soporte portamanguera, es un socio muy ingenioso. El carrete portamanguera mural GARDENA con mecanismo de enrollado automático facilita esta función. Puede montarse fácilmente en la pared y girarse hasta 180 grados para permitir cambios de dirección sin esfuerzo. Puede usarse un conector de manguera para conectar un grifo, un aspersor, un fusil de riego o un terminal de riego de forma rápida y sencilla. Una vez que se ha completado el riego, solo se necesita un suave estirón y la manguera se enrolla automáticamente.

Comments