Utilizamos las cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Si continúa navegando por este sitio web, estará aceptando implícitamente el uso de cookies. Obtenga más información leyendo el texto siguiente Cookies

El muérdago, un parásito misterioso

En tiempos antiguos, esta planta fue la hierba más adorada por los druidas celtas. Hoy en día no solo es una planta medicinal muy prometedora, sino también un accesorio navideño muy popular: el muérdago. Sus frutos blancos garantizan que se propague a cualquier entorno de forma sofisticada.

¿Por qué el muérdago crece en los árboles?

La palabra «muérdago" está relacionada con la palabra alemana «Mist" que significa «estiércol" en sentido etimológico, ¡no biológico! Si al ampelis europeo y al zorzal charlo no les gustasen tanto las bayas blancas de este fascinante habitante de los árboles, el muérdago no crecería a tanta altura. Estos pájaros glotones se afilan el pico en las ramas y dejan sus heces detrás de ellas, por lo que las semillas del muérdago se introducen en la corteza del árbol donde se alojan. Justo cuando las semillas empiezan a brotar, aparece una joven planta de muérdago. Se trata de un semi-parásito que roba el agua y muchos minerales que el árbol extrae de la tierra. Esta planta, que después de un buen año emerge de los árboles desnudos en el invierno como una esfera verde y suntuosa suspendida entre el cielo y la tierra, se considera medicinal en muchas regiones. En el pasado se han atribuido diversos nombres a esta hierba mágica, como hierba de los druidas, liga, visco y escoba de bruja. Nuestros ancestros colgaban ramas de muérdago en las paredes como protección contra los espíritus del mal y actualmente esta planta venenosa se está consolidando como una planta medicinal gracias a sus efectos cicatrizantes. A menudo se utiliza para reducir la presión sanguínea y tratar dolencias comunes en personas mayores e incluso el cáncer.

De la tradición a la decoración navideña

Los ingleses creen que besar a alguien debajo de un muérdago en Navidades trae suerte. Este hábito se originó en el Reino Unido y se ha hecho muy popular en Occidente. Las ramas decorativas del arbusto perenne pueden usarse como decoración navideña y de adviento desde el mes de noviembre. Simplemente reúna unas cuantas ramas de muérdago y átelas con un trozo de tela ancho de cuadros rojos y blancos. Puede crear un adorno decorativo original elaborando una corona con conos, muérdago y hiedra con bayas blancas y rojas. El efecto mágico de las bayas es especialmente bueno si divide las ramas en ramilletes no demasiado apretados y los coloca en jarrones de vidrio.

Consejo de GARDENA: El muérdago crece mejor en ramas jóvenes situadas en la parte superior de la corona del árbol. Como semi-parásito que es, obstaculiza el crecimiento del árbol e impide que reciba el agua y los minerales que este necesita. Por ello, en caso de infestación, el muérdago joven debe extraerse pronto cortándolo lo más profundamente posible. Después trate la zona con pomada.

Comments