Utilizamos las cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Si continúa navegando por este sitio web, estará aceptando implícitamente el uso de cookies. Obtenga más información leyendo el texto siguiente Cookies

Cuidado del jardín en mayo

En mayo a lo más tardar, todo empieza a florecer y los días cada vez más soleados y cálidos nos invitan a salir al exterior. Por supuesto, también hay más cosas que hacer en el jardín, como mantener a raya las malas hierbas y plantas perjudiciales. Aquí encontrará consejos y trucos para el mes de mayo.

Durante la plantación de primavera, recuerde que aún podría producirse alguna helada nocturna. Puede haber heladas nocturnas a mediados de mayo alrededor de los días 12 de mayo (San Pancracio), 13 de mayo (San Servacio), 14 de mayo (San Bonifacio) y 15 de mayo (Santa Sofía). Son los denominados «santos de hielo», porque era corriente en el pasado siglo que hubiera heladas nocturnas tardías en esas fechas. La costumbre dice que el tiempo primaveral solo será suave de forma continuada después de pasar la «fría Sofía» (día de Santa Sofía, 15 de mayo) o como dice el dicho popular «hasta el 40 de mayo no te quites el sayo». En términos meteorológicos, esto no es cierto, pero mayo puede seguir sorprendiéndonos con rachas de frío. Por este motivo, la mayoría de las flores de verano y verduras sensibles al calor, como los tomates, solo se sacan al exterior a finales de mayo.

Para preparar el suelo para los tomates, puede echar harina de cuerno a la tierra. También se colocan las estacas para las tomateras. Cuando por fin están preparadas las plantas de semillero, plante los tomates bien hondo y ligeramente inclinados hacia el brote más bajo. Esto permite al tallo formar raíces adicionales.

Plásticos especiales con orificios o ranuras y piezas de vellón o felpa son idóneos para proteger las plantas jóvenes del frío, al tiempo que les permiten respirar. La protección contra el frío se fija a los bordes de los arriates mediante piedras o tablas y se retira durante el día o para regar.

En abril y mayo, las áreas expuestas de tierra no deben cubrirse de mantillo. La tierra sin cubrir puede calentarse mejor durante el día y emitir ese calor al aire durante la noche. Si se produce una helada nocturna, ese calor puede proteger los brotes.

Mayo es la época ideal para entresacar plantas muy apretadas. Para conseguirlo, las plantas demasiado débiles se retiran cuidadosamente estirando de la parte superior de sus raíces. Las plantas de semillero restantes se rodean de tierra y se aprietan suavemente hacia abajo. Si las plantas de semillero están muy apretadas, recomendamos entresacarlas en diversas etapas y retirar siempre las plantas más débiles.

Una vez que no se esperan ya más heladas, puede sacar sus plantas de balcones y tiestos y ponerlas con las plantas de semillero anuales. No olvide regar las plantas regularmente y alimentarlas si es necesario.

Los girasoles anuales pueden plantarse ahora donde todavía haya espacio: entre arbustos, al borde de áreas de plantas leñosas o incluso en huertos pequeños de verduras. Pero recuerde que las plantas frescas son un verdadero deleite para los caracoles. Por eso, conviene recoger todos los caracoles por la noche hasta que las flores estén bien establecidas.

Comments